Herramientas de Accesibilidad

Tipos de fertilizantes

Nutrientes

Tipos de fertilizantes

Clasificados según su origen y composición

Según su origen se pueden clasificar en:

  • Minerales o químicos:  obtenidos por reacción química entre las materias primas.
  • Orgánicos: proceden de la descomposición de la materia orgánica.

Según su composición se pueden clasificar en:

  • Simples: sólo contienen un elemento Fertilizante; Nitrógeno (N), Fósforo (P2O5) o Potasio (K2O).
  • Complejos: contienen al menos dos elementos fertilizantes principales; Nitrógeno (N), Fósforo (P2O5) o Potasio (K2O), y además pueden contener otros nutrientes. Permitiendo la aportación de varios elementos nutritivos a la vez, en porcentajes adecuados y con una distribución homogénea, simplificando las labores en la finca, con el consiguiente ahorro de tiempo.

Ventajas de los abonos minerales complejos:

  • Homogeneidad; los abonos complejos contienen la misma composición en cada grano.
  • Amplia variedad de fórmulas con distintos equilibrios, adaptados a los distintos cultivos y tipos de suelos.
  • Favorecen la asimilación conjunta de los distintos nutrientes que los componen.

MACROELEMENTOS

  • Azufre
    Azufre

    El Azufre es el cuarto elemento en importancia para la nutrición vegetal. Es un nutriente esencial para el desarrollo vegetal, con unos requerimientos por parte de los cultivos similares al Fósforo.

    Además el Azufre tiene una estrecha relación de sinergismo con el Nitrógeno, o dicho de otra manera; se produce una asimilación conjunta del Nitrógeno y el Azufre, es decir que el Azufre mejora la absorción del Nitrógeno por las plantas.

    Las deficiencias de Azufre en las plantas han empezado a ponerse de manifiesto en los últimos años motivado por la disminución de las emisiones de gases Azufrados a la atmósfera que volvían al suelo en forma de lluvia ácida, y por la utilización de fertilizantes sin Azufre. Todo esto nos permite señalar que la restitución del Azufre al suelo hay que considerarla dentro de un plan de fertilización junto con la de otros nutrientes.

    El azufre en la plantaazufre-planta.png

    El Azufre desempeña, entre otras, las siguientes funciones:

    • Forma parte de las proteínas, como constituyente de los aminoácidos Azufrados.
    • Es uno de los componentes de las enzimas.
    • Actúa de catalizador en los procesos de formación de la clorofila.

    Como el Azufre interviene en la formación de la clorofila, las deficiencias de este elemento se manifiestan en un amarilleo de las hojas, que se traduce en un deficiente desarrollo de la planta.

  • Calcio
    Calcio

    El Calcio presente en el suelo, aparte del añadido como fertilizante o como enmiendas, procede de las rocas y de los minerales que forman el suelo como la caliza y la dolomita entre otros. En suelos ácidos (generalmente en zonas de alta pluviometría) el contenido en Calcio es menor, debido a que se pierde por lixiviación.

    El calcio en la plantacalcio planta

    El Calcio juega un importante papel en la vida de las plantas, desde la germinación hasta la madurez, interviene en el crecimiento de las raíces y en la absorción de los demás elementos nutritivos, participa en la actividad de muchas enzimas, actúa en el transporte de los carbohidratos y proteínas, neutraliza los ácidos que se forman en el metabolismo vegetal y proporciona una mayor consistencia a los tejidos. Es poco móvil dentro de la planta. Las hojas y tallos contienen mayor proporción que las semillas.

    La deficiencia de Calcio, raramente se produce, detiene el crecimiento de las raíces, y origina clorosis, sobre todo en las hojas jóvenes, en el caso de suelos ácidos se pueden producir deficiencias, sobre todo en aquellos cultivos que absorben gran cantidad de Calcio.

  • Fósforo
    Fósforo

    El origen fundamental del Fósforo son los yacimientos de Fosfatos naturales (Fosfato tricálcico Ca3(PO4)2). El Fosfato natural es tan insoluble, que para solubilizarlo debe ser atacado con ácidos como el sulfúrico y así conseguir que esté disponible para las plantas. Si este tratamiento previo no se realiza completa y adecuadamente, el Fósforo no podrá ser asimilado por las plantas y permanecerá en el suelo por tiempo indefinido. La mayor parte del Fósforo que necesitan las plantas lo toman de la solución del suelo, en forma de iones Fosfato “Fósforo asimilable”, siendo, por tanto, el agronómicamente útil. A este “Fósforo asimilable” en los análisis químicos y en la legislación sobre fertilizantes se denomina “Fósforo soluble en citrato de amonio neutro y en agua”.

    Es una característica esencial de nuestros fertilizantes que el contenido en anhídrido Fosfórico (P2O5) declarado es 100% a similable por la planta,es decir, soluble en citrato de amonio neutro y en agua.

    Existen gran cantidad de productos en el mercado que presentan un tanto por ciento importante de Fósforo insoluble, esto es, soluble únicamente en ácidos minerales, este tipo de Fósforo las plantas no lo pueden asimilar, por lo que el agricultor está pagando por un Fósforo que no sirve como fertilizante.

    La presencia de Hierro (Fe) y Aluminio (Al), acomplejan los iones Fosfato inmovilizándolos en el suelo. Por tanto, la presencia de estos metales no es deseable para una correcta alimentación en Fósforo de la planta, ni tampoco desde el punto de vista económico, ya que parte del Fósforo que aplicamos no podrá ser tomado por la planta al encontrarse en forma de complejo insoluble. Hay que tener en cuenta que en el mercado existen fertilizantes con presencia de estos elementos metálicos.

    El Fósforo es muy poco móvil en el suelo, por lo que es conveniente un abonado con abundancia de Fósforo para asegurar la disponibilidad del mismo.

    El Fósforo tras el Nitrógeno es el elemento más limitante para el crecimiento de las plantas, en general en los suelos agrícolas la disponibilidad del Fósforo para las plantas es escasa, debido a los procesos químicos que fijan el Fósforo soluble de los fertilizantes en formas insolubles, que las plantas no pueden asimilar. En suelos ácidos son los óxidos e hidróxidos de Hierro y Aluminio y en suelos básicos los Carbonatos de Calcio, los que inmovilizan el Fósforo.

    fosforo plantaEl fósforo en la planta

    Al igual que el Nitrógeno es un elemento que participa en casi todos los procesos importantes del metabolismo. Estimula el desarrollo de las raíces y favorece la floración y el cuajado de los frutos, favorece la precocidad, interviene en el trasporte y almacenamiento de energía al formar parte del ATP.

    El Fósforo es muy móvil en la planta, abunda principalmente en los órganos jóvenes de las plantas y se almacena también en las semillas en forma de sustancias de reserva. Las plantas lo absorben, sobre todo, durante el periodo de crecimiento activo, y posteriormente, al final de la vegetación se observa un traslado hacia los órganos de reserva de la planta. Este fenómeno es característico de la maduración.

    El Fósforo participa en la actividad funcional de la planta, tiene un doble papel, como vehículo y como motor, fundamental para la fotosíntesis.

    Como el Nitrógeno, el Fósforo es un factor de crecimiento de los vegetales. En la primera fase del crecimiento, la planta tiene grandes necesidades de Fósforo que se cubren con las reservas de las semillas. Cuando se agotan estas reservas, si la planta joven no encuentra en el suelo el Fósforo que necesita, manifiesta rápidamente síntomas de carencia (lo mismo que en el caso del Nitrógeno). En los suelos pobres en Fósforo el suministro de un abono Fosfatado aumenta el vigor de las plantas jóvenes.

    Es un factor de precocidad. Es un regulador del desarrollo de la planta: favorece todos los fenómenos relacionados con la fecundación, la fructificación y la maduración de todos los órganos vegetativos.

    Dado que el Fósforo intervine en los procesos de crecimiento y síntesis de los componentes de las plantas, su deficiencia ocasiona un desarrollo débil, tanto del sistema radicular como de la parte aérea. Las hojas son de menor tamaño (tonalidad azul-verdosa oscura con tintes bronceados o púrpuras). Es muy característico el color rojizo cuando hay carencia de fósforo,o bloqueo por frío en el invierno. Las hojas más viejas son las que presentan mayores síntomas de deficiencia, debido a que este elemento se mueve con rapidez dentro de la planta. La madurez del fruto se retrasa y disminuye el rendimiento de la cosecha.

    Las alteraciones por exceso no suelen darse en la práctica.

  • Magnesio
    Magnesio

    El Magnesio es muy susceptible a la competencia con otros elementos (Nitrógeno, Potasio, Calcio) por lo que es frecuente que se produzcan carencias inducidas. Ayuda a la absorción del Fósforo. Favorece la fijación del N en las leguminosas.

    magnesio plantaEl magnesio en la planta

    Interviene en la mayoría de los procesos vitales de la planta:

    • Forma parte de la clorofila. Por tanto, interviene en la formación de los hidratos de Carbono.
    • Ejerce un efecto favorable en la formación de proteínas y vitaminas.
    • Aumenta la resistencia de la planta ante un medio adverso (frío, sequía, enfermedades, etc.).

    Es muy móvil, se acumula igual que el Potasio en los frutos y órganos de reserva.

    Debido a que es un componente de la clorofila, la escasez de este elemento se traduce en una reducción de la fotosíntesis, que da lugar a un amarilleo de las hojas, seguido de la aparición de manchas pardas. Las hojas afectadas en primer lugar son las más viejas, puesto que este elemento se mueve con facilidad dentro de la planta, desde los órganos viejos hacia los más jóvenes.

  • Nitrógeno
    Nitrógeno

    El Nitrógeno es el elemento más importante en la nutrición vegetal y al mismo tiempo el más difícil de suministrar al cultivo: tanto en dosis, como en época, como en la forma química utilizada. Por un lado influye sobre los rendimientos y la calidad de los cultivos y por otro dependiendo de la forma química utilizada, puede provocar diversos impactos medioambientales (lixiviado del Nitrato, emisión de gases a la atmósfera).

    El agricultor tiene a su disposición 3 formas de Nitrógeno: el Ureico, el Amoniacal y el Nítrico.

    • El Ureico es la principal fuente de Nitrógeno en el suelo, es muy móvil y de gran solubilidad, es apropiado para cualquier tipo de suelo, cuando lo aplicamos al suelo se hidroliza a Carbonato Amónico.
    • El Amoniacal es la única forma estable en el suelo, tiene carga positiva y por tanto queda retenida por el complejo arcillo-húmico del suelo, y la planta lo puede tomar.
    • El Nítrico debido a su gran solubilidad es muy móvil en el suelo y al tener carga negativa al igual que el complejo arcillo-húmico del suelo no es retenido por este, por lo que todo Nitrógeno Nítrico que esté en el suelo tiene una disponibilidad muy efímera y si la planta no lo toma en ese preciso momento, por la acción del agua de lluvia o de riego, es fácilmente lavado (lixiviado) hacia capas profundas del suelo donde las raíces no pueden absorberlo, además este proceso puede provocar una contaminación de las aguas subterráneas por Nitritos.

    El Nitrógeno ya sea proveniente del Fertilizante Nitrogenado (Urea, Sulfato Amónico, etc.) o de la mineralización de la materia orgánica en el suelo, acaba transformándose mediante un conjunto de procesos de tipo bioquímico en Nítrico, siendo esta forma de Nitrógeno el producto final de todas las fuentes de Nitrógeno del suelo.

    Las plantas asimilan el Nitrógeno principalmente en forma Nítrica, (aunque tienen la capacidad de asimilar también la forma Amoniacal). Pero para incorporarlo como constituyente de los diversos compuestos Nitrogenados que integran su organismo, tienen que transformarlo nuevamente hasta la forma Amoniacal. Por ello nos interesa favorecer y potenciar la nutrición Amoniacal.

    La presencia en el suelo de Nitrógeno en forma Amoniacal produce un aumento en la eficiencia del uso del Nitrógeno, que lleva consigo a mejoras en la productividad y reduce el posible impacto ambiental causado por los Fertilizantes con Nitrógeno en forma Nítrica. Además produce una disminución del pH en la zona radicular lo que permite la solubilización de algunos microelementos. Con la forma Amoniacal también se produce una mejor absorción del Fósforo.

    El nitrógeno en la planta

    El Nitrógeno es un elemento primordial para las plantas ya que forma parte de las proteínas y de otros compuestos orgánicos esenciales. (Aminoácidos, ácidos nucleicos, clorofila, etc.).

    clorofila-2
    clorofila-4
    clorofila-8
    clorofila-7
    clorofila-3
    clorofila

    A medida que avanza la edad de la planta (a partir de la floración), disminuye el porcentaje de Nitrógeno, a la vez que aumenta el contenido en celulosa.

    El Nitrógeno es un factor esencial del crecimiento y del desarrollo vegetativo. Ejerce influencia sobre el color del follaje y sobre el crecimiento de la planta. El Nitrógeno disponible es el que regula el ritmo de la vegetación. Una planta bien provista de Nitrógeno adquiere un gran desarrollo de hojas y tallo, y adquiere un color verde oscuro, color característico de una buena alimentación Nitrogenada que proporciona una abundancia de clorofila.

    nitrogeno plantaUna insuficiencia Nitrogenada da lugar a una vegetación raquítica. La planta adquiere poco desarrollo, y las hojas son pequeñas y de color verde amarillento. Cuando la deficiencia es grave, los bordes de las hojas toman una coloración anaranjada o violácea. Estas anomalías se acusan en primer lugar en las hojas más viejas, debido a que este elemento se mueve con facilidad en la planta.

    La deficiencia de Nitrógeno da lugar a una maduración acelerada, con frutos pequeños y de poca calidad, lo que se traduce en un rendimiento escaso.

    El exceso de Nitrógeno ofrece unos signos contrarios a los originados por la deficiencia: las plantas adquieren un gran desarrollo aéreo, las hojas toman una coloración verdosa muy oscura y se retrasa la maduración. La calidad de los frutos desciende notablemente.

  • Potasio
    Potasio

    El Potasio en el suelo puede estar:

    • Directamente disponible para las plantas; en la disolución del suelo, o en el complejo arcillo-húmico del suelo como intercambiable.
    • No disponible a corto plazo para las plantas; como constituyente de la roca madre, o retenido temporalmente en el interior de las redes cristalinas de las arcillas.

    La mayor parte (en torno al 90%) del Potasio total del suelo, se encuentra como constituyente de la roca madre, en esta forma el Potasio es prácticamente insoluble, sin embargo con el tiempo y debido a la acción de la meteorización sufre degradaciones que lo van transformando en forma intercambiable. El Potasio que está retenido temporalmente en el interior de las redes cristalinas de las arcillas, puede considerarse un depósito de Potasio en el suelo, ya que con el tiempo o por la acción de determinadas condiciones puede liberarse pasando a forma intercambiable.

    El potasio en la planta

    El papel del Potasio en la planta es muy variado; realiza un papel importante como regulador de las funciones de la planta, en las que participa activamente.

    potasio plantaExiste una fuerte interacción entre el Nitrógeno y el Potasio. (Contrarresta los efectos desfavorables del exceso de Nitrógeno).

    El Potasio regula la transpiración de la planta (apertura y cierre de los estomas) lo cual permite una economía de agua, y asegura una mejor resistencia de la planta a la sequía, aumenta también la resistencia de la planta a las heladas, da rigidez a los tejidos, asegurando así una mayor resistencia de los cereales al encamado, aumenta además la resistencia de los vegetales a las enfermedades criptogámicas.

    Los síntomas de deficiencia en Potasio tardan en aparecer, cuando la deficiencia se agudiza aparecen en las hojas manchas cloróticas, seguidas de necrosis en la punta y en los bordes. Como todo elemento móvil, en los periodos de carencia, el Potasio acude a las hojas jóvenes, por lo que los primeros síntomas aparecen en las hojas viejas.

    La deficiencia de Potasio origina una reducción de la cosecha en cuanto a cantidad, calidad y conservación.

    Cuando hay una cantidad excesiva de Potasio asimilable, las plantas absorben mayor cantidad de la que precisan, sin que ello repercuta en un aumento de la producción, lo que se denomina consumo de lujo. Por otra parte, un exceso en la absorción de Potasio origina deficiencias de Magnesio, Calcio, Boro, Zinc y Manganeso.

OLIGOELEMENTOS / MICROELEMENTOS

Además de los macroelementos, también son esenciales para las plantas algunos microelementos, llamados así porque, siendo imprescindibles para el desarrollo de las plantas, sólo son necesarios en cantidades muy pequeñas pero deben tenerse en cuenta en la fertilización.

Los oligoelementos intervienen en los complejos sistemas enzimáticos de las plantas, en forma no bien conocida todavía. Las deficiencias de oligoelementos originan síntomas aparentes, por lo que, en muchas ocasiones, pueden diagnosticarse, al menos aproximadamente, la existencia de un sistema carencial concreto.

  • Hierro
    Hierro

    Forma parte de numerosos compuestos orgánicos, la planta necesita Hierro para sintetizar la clorofila.

    Ehierro plantas poco móvil en la planta.

    La deficiencia en Hierro es muy similar a la de magnesio, manifestándose mediante una clorosis, que en el caso del Hierro al ser un elemento poco móvil, comienza en los brotes y hojas más jóvenes.

    Hay plantas muy sensibles a la deficiencia de Fe; la clorosis férrica, que se manifiesta por un color amarillento de las partes verdes (clorosis inter-nervial) debido a la desaparición de la clorofila.

  • Manganeso
    Manganeso

    El Manganeso no forma parte de la clorofila, pero su presencia es imprescindible para su formación.

    manganeso plantaActúa también como catalizador en muchos procesos enzimáticos.

    Las deficiencias de Manganeso se ponen de manifiesto con la aparición de un color amarillo rojizo entre las nerviaciones de las hojas.

    Cuando las deficiencias son graves, se produce una clorosis generalizada en toda la hoja, que resulta difícil de diferenciar de la clorosis férrica.

  • Zinc
    Zinc

    zinc plantaLa presencia de Zinc es imprescindible para la formación de la clorofila. Interviene como activador de algunas funciones importantes y participa en la formación de las auxinas y hormonas del crecimiento. Tiene un efecto positivo en el cuajado y maduración.

    La carencia de Zinc provoca anormalidades en el desarrollo de las plantas: las hojas se alargan y los entrenudos se acortan, al tiempo que las hojas tienden a formar rosetas, poniéndose amarillas entre los nervios.

    El maíz es un cultivo muy sensible a la carencia de Zn.

  • Cobre
    Cobre

    cobre plantaLa misión del Cobre en la fisiología de la planta es importante, puesto que forma parte de algunas enzimas.

    Las extracciones de Cobre por parte de la planta son muy pequeñas, por lo que no suelen presentarse carencias.

    Este elemento debe mantenerse en el suelo en equilibrio con el hierro.

    El Cobre es tóxico cuando se encuentra en exceso.

  • Molibdeno
    Molibdeno

    molibdeno plantaEs un elemento imprescindible en la planta para la síntesis de los Aminoácidos a partir del Nitrógeno absorbido.

    Las necesidades de la planta con respecto a este elemento son mínimas, pero hay que tener precaución en las aplicaciones, porque es tóxico en concentraciones muy pequeñas.

    El Molibdeno es el único oligoelemento cuya carencia se acentúa con la acidez del suelo.

  • Níquel
    Níquel

    niquel plantaActúa en la ureasa.

    Ha sido considerado elemento esencial recientemente.

  • Boro
    Boro

    boro-planta.png

    Interviene en el transporte de glúcidos (muy importante en remolacha y alfalfa) es esencial para el desarrollo de las plantas, debido a la influencia que ejerce en diferentes procesos fisiológicos, especialmente en la formaciónde la pared celular.

    El Boro tiene muy poca movilidad dentro de la planta. Se acumula en los tejidos viejos, y su traslado hacia los tejidos jóvenes se hace con dificultad. Como consecuencia de ello, los síntomas de carencia se manifiestan, en primer lugar, en los brotes y hojas jóvenes, que se atrofian y deforman.

    Ha de manejarse con prudencia, porque resulta tóxico para las plantas a partir de una cierta concentración en el suelo.

  • Cloro
    Cloro

    cloro plantaTiene una actividad ligada a la fotosíntesis y participa en el mantenimiento de la turgencia celular.

    Las necesidades de la planta con respecto a este elemento son mínimas, es casi imposible que se produzcan carencias.

    Sí nos puede dar problemas el exceso de cloro, que se produce por un nivel muy alto de salinidad en el suelo.

Compartir Tipos de fertilizantes en redes sociales